viernes, 11 de diciembre de 2009

Fiestas Más Amigables con el Medioambiente


1. Envía tus invitaciones por correo electrónico o en tarjetas de papel reciclado.
2. No se te olviden tus bolsas reusables cuando te vayas de compras, rechaza las plásticas.
3. Compra comida local y de temporada, de preferencia orgánica si te alcanza el presupuesto para invertir un poco más en la salud de tus invitados.
4. Intenta hacer una cena vegetariana o con la menos carne posible ya que la cría de animales produce gases de invernadero. Además, el hornear esos pedazos grandes de carne de pavo o cerdo consume mucha energía.
5. Evita los utensilios plásticos y usa los de tu cocina. Si no te alcanzan puedes encontrar utensilios biodegradables en muchos supermercados.
6. Limpia tu casa sin químicos tóxicos. Mejor usa recetas con productos naturales y seguros como el vinagre, bicarbonato de sodio, limón, y sal.
7. En lugar de usar ambientadores, mejor abre las ventanas y cocina unos trozos de canela. También puedes usar velas de cera de abeja que te iluminaran tu casa y dejaran buen olor sin los químicos que tienen las de fragancia.
8. Habla con tu familia y amistades sobre tu empeño de proteger la salud y el medio amiente.
9. Trata de no utilizar ningún tipo de agua embotellada. Los envases son un problema para el medioambiente, si los usas reciclalos.
10. La comida precocinada implica más envasado y consumo de energía. Los productos frescos, de temporada o menos elaborados resultan más baratos, más sabrosos y tienen menos aditivos
.........................Al día siguiente:
1. Recicla el plástico, latas y papel.
2. Nunca tires aceite, carnes o comida grasosa por el fregadero. Las grasas dañan la plomería y esto puede afectar la calidad del agua que usas para beber y cocinar.
3. Guarda tus decoraciones para el próximo año, reutilizalas.
4. Si te sobra mucha comida y no la sabes que hacer con ella, busca una iglesia u organización de caridad que acepte comida preparada para personas indigentes.
5. Si quieres ser un ecologista dedicado y tienes espacio en tu patio o balcón, puedes compostar la comida que quedo para hacer fertilizante orgánico que luego podrás usar en tu jardín o dar a los jardineros de tu vecindad.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Arbol de Navidad

Los árboles artificiales son hechos de PVC (cloruro de polivinilo), uno de los plásticos más dañinos para el medio ambiente, es un material no reciclable que es derivado del petróleo.

Si tienes un árbol artificial, úsalo – pero toma precauciones ya que los árboles artificiales a menudo son tratados con el sumamente toxico plomo para estabilizar el PVC. Se debe lavar las manos después de tocar el árbol. El 85 por ciento de los árboles artificiales se producen en China. Estos se transportan por barco y luego en camión hasta llegar a los almacenes, lo cual contribuye a la contaminación que produce el calentamiento global. El plomo y el PVC que contienen se quedan en los basureros por años y pueden llegar a contaminar el agua del subsuelo.

Los árboles naturales son preferibles a los artificiales, sin embrago, debes seleccionar con cuidado. Cuando los árboles de navidad naturales están creciendo, proporcionan ventajas al ambiente como hacen todos los árboles. Los árboles vivos son esenciales para combatir el cambio climático ya que reducen el dióxido de carbono que contribuye al calentamiento global y nos protegen de las consecuencias que este causa, incluyendo la sequía, inundaciones y el clima extremo.

Los árboles que se cultivan para árboles de navidad, requieren aplicaciones repetidas de pesticidas durante sus típicos ocho años de vida. Por lo tanto, mientras crecen y una vez que están en tu hogar y cuando se desechan pueden contribuir a la contaminación del aire y el agua, los árboles se transportan en camiones muchas veces por grandes distancias desde donde crecen hasta el mercado local contaminando el aire y contribuyendo al calentamiento global. Para minimizar estos impactos, puedes buscar árboles orgánicos o árboles criados en granjas locales o aquellos que son cultivados de una manera sostenible.

Después de los días festivos, lo recomendable seria que los árboles de Navidad se reciclaran, utilizandolos como abono en jardines y parques. El reciclaje de árboles evita que árboles muertos sean transportados de nuevo, evitando más contaminación y generación de CO2 y así mas calentamiento global.

Una buena opción es tener un árbol vivo. Esta opción sin embargo puede ser costosa y difícil ya que mantener un árbol vivo y replantarlo no es una tarea fácil, debe considerarse solo si tienes experiencia con ellos.

Puedes establecer una nueva tradición y simplemente no comprar árbol. Puedes en vez adornar un árbol exterior vivo, una planta casera, o hacer tu propio árbol de materiales reciclados, haciendo la celebración aún más personal y notable.

Las luces de Navidad LED son la mejor opción porque ahorran energía. Estas usan alrededor de un 80 por ciento menos energía que luces convencionales.
Aun así, recuerda apagar las luces cuando no estés en casa y antes que te vayas a dormir.

En este link puedes comparar gastos entre convencionales y LED