viernes, 11 de diciembre de 2009

Fiestas Más Amigables con el Medioambiente


1. Envía tus invitaciones por correo electrónico o en tarjetas de papel reciclado.
2. No se te olviden tus bolsas reusables cuando te vayas de compras, rechaza las plásticas.
3. Compra comida local y de temporada, de preferencia orgánica si te alcanza el presupuesto para invertir un poco más en la salud de tus invitados.
4. Intenta hacer una cena vegetariana o con la menos carne posible ya que la cría de animales produce gases de invernadero. Además, el hornear esos pedazos grandes de carne de pavo o cerdo consume mucha energía.
5. Evita los utensilios plásticos y usa los de tu cocina. Si no te alcanzan puedes encontrar utensilios biodegradables en muchos supermercados.
6. Limpia tu casa sin químicos tóxicos. Mejor usa recetas con productos naturales y seguros como el vinagre, bicarbonato de sodio, limón, y sal.
7. En lugar de usar ambientadores, mejor abre las ventanas y cocina unos trozos de canela. También puedes usar velas de cera de abeja que te iluminaran tu casa y dejaran buen olor sin los químicos que tienen las de fragancia.
8. Habla con tu familia y amistades sobre tu empeño de proteger la salud y el medio amiente.
9. Trata de no utilizar ningún tipo de agua embotellada. Los envases son un problema para el medioambiente, si los usas reciclalos.
10. La comida precocinada implica más envasado y consumo de energía. Los productos frescos, de temporada o menos elaborados resultan más baratos, más sabrosos y tienen menos aditivos
.........................Al día siguiente:
1. Recicla el plástico, latas y papel.
2. Nunca tires aceite, carnes o comida grasosa por el fregadero. Las grasas dañan la plomería y esto puede afectar la calidad del agua que usas para beber y cocinar.
3. Guarda tus decoraciones para el próximo año, reutilizalas.
4. Si te sobra mucha comida y no la sabes que hacer con ella, busca una iglesia u organización de caridad que acepte comida preparada para personas indigentes.
5. Si quieres ser un ecologista dedicado y tienes espacio en tu patio o balcón, puedes compostar la comida que quedo para hacer fertilizante orgánico que luego podrás usar en tu jardín o dar a los jardineros de tu vecindad.

1 comentario:

malva dijo...

me fascina esta nota! a cambiar de cultura y a poner más cuidado en lo que consumimos y como lo consumimos.